aa
 
  La Compañía de María. Un proyecto de educación
 


 
 
Nuevo servicio
 
 
 
 
 
 
 
 
Búsqueda/Valentía
 
 
 
 
 
 
 
 
Educar/Recrear
 
 

 

 

   DINAMISMOS: Novedad y apertura

52 El proyecto educativo Compañía de María fue y es fruto del Espíritu que hace nuevas todas las cosas en el tiempo y en e! espacio. Acoger esa novedad, detectarla, saberla leer, hacerla crecer, avanzar con ella es el inicio de un camino siempre abierto para cada persona, para cada sociedad. Ese camino que se inicia para "servir de una manera nueva" y "con un nuevo ardor", fue en su tiempo una "nueva empresa" encaminada a la educación de la mujer,- total novedad en la Iglesia. Hoy esa novedad se abre a nuevas exigencias. (H.O. pg. 71; Abregé, II 6 y IV,1)

53 El Proyecto educativo Compañía de María se realiza en una dinámica de búsqueda constante: "buscar, con toda diligencia, su propia perfección y la del prójimo" es su fin; "buscar a Dios en todas las cosas", su espiritualidad,- "buscar, en continuo discernimiento respuestas válidas para cada momento histórico", su dinamismo. Dinamismo que permita desvelar lo real, leer lo que acontece y nos lleve a "estar atentos/as a las situaciones más necesitadas de salvación", como actitud preferente. Buscar es para nosotros/as impulso de vida y fuente de esperanza. (Abregé, VI y XII; Constituciones Art. II, 4 y 6; Art. VII, 2)

54 Educar será para la Compañía, recrear, con todo lo que entraña de gozo y de dolor, cooperando en la formación de "la nueva criatura, del orden nuevo revelado en Jesucristo" (Const. Art. XVII,2) . Este es el don-servicio que la Compañía ha recibido como llamada.