aa
 
  La Compañía de María. Un proyecto de educación
 



La relación educativa
 
 
 
Escultura de Santa Juana de Lestonnac - Sagrada Familia de Barcelona
 
 

   LOS SÍMBOLOS. Tender la mano

38 Burdeos, Iglesia de Santa Eulalia. En el pórtico tres imágenes de 1900. Santa Eulalia, patrona de la ciudad, en el centro; Juana de Valois, religiosa contemplativa de la Anunciada y Juana de Lestonnac, a los lados. Un conjunto gótico ornamentado por las hojas y el fruto de las viñas de Burdeos.

39 No conocemos su autor, no sabemos sus fuentes de inspiración, pero Juana y la niña están ahí y las sentimos como expresión de lo que somos.

40 Dos manos se entrelazan, libres y unidas. Apoyada ligeramente la mano de Juana sobre el hombro de la niña es cercana, flexible, dejando hueco a la pequeña mano infantil que se le confía. Serenidad, firmeza y ternura, búsqueda y encuentro, personalidad definida y mutuo apoyo.

41 Las otras dos manos las apoyan, cada una, sobre el corazón. Juana estrechando con fuerza las Constituciones, logro y pasión educativa, herencia de futuro para la Compañía desde 1638. La niña afirmando su propia personalidad en el misterio de la vida que se le oferta.

42 Juana y la niña, cuerpo a cuerpo, persona a persona. Dos mujeres, adulta y niña, emergen del mismo bloque de piedra. La figura de Juana encuadrada en la profundidad del vacío que la cobija, es apoyo, respaldo, segundo plano, como lugar propio del educador/a, que arropa lo suficiente para ayudar a crecer en libertad y a afrontar el riesgo de cada paso personal.

43 La niña camina, paso adelante, sobre la piedra y, frente al espacio totalmente abierto, mira con simplicidad deliciosa hacia un mundo por descubrir.

44 Dos figuras que se entrelazan y completan en el camino de la vida. Camino andado y por hacer, mundo integrado y por descubrir, personalidad afirmada y por crecer. "Comprendió que era ella quien tenía que tenderles la mano".

a a
a