aa
 
  La Compañía de María. Un proyecto de educación
 



 
Firmeza en sus convicciones/
Búsqueda
 
 
 
 
Proceso de interiorización
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Novedad
 
 
 
 
 
 
Confrontación de la experiencia interior
 
 
 
 
 
 
 
 
Apertura a la realidad/
Búsqueda de nuevos horizontes.
 
Escudo de una escuela de la Compañía de María

 

 

   El proceso

22 Juana de Lestonnac vuelve a Burdeos, a sus tierras de Landirás. No permanecerá mucho en medio de su familia, de aquella sociedad que la acoge con gozo mientras critica su fracaso, de aquellos colonos que vuelven a poner sus esperanzas en la cercanía de la señora (H. O. pg. 65).


23 Pasa un tiempo y se retira a otro lugar cercano: La Mothe Darriet. Necesita interiorizar el don recibido, dar nombre a lo vivido, ahondar la experiencia, acoger las nuevas luces del Espíritu, afirmar certezas y buscar caminos.

"En esta soledad vuelve sobre sí misma, en la presencia de Dios, para conocer lo que había vivido en los diferentes estados de su vida y lo que El quería que hiciera para los intereses de su gloria. Compara su primera soledad de la que acaba de salir, con esta segunda soledad a la que Dios la había conducido, admira en la una y en la otra los diversos movimientos de la gracia que, como dice el Apóstol, toman diversas formas para llegar con eficacia y poco a poco hacia su fin. Comprendió cjue había entrado en la primera soledad para huir del mundo y cjue estaba en esta segunda soledad para enfrentarlo y santificarlo, para instruirlo y para combatirlo, c¡ue no debía vivir solamente para sí misma sino también para los demás'" (H. O. pg. 66-67)

"En esta soledad de la Mothe se traza la idea de una nueva Orden o de un edificio espiritual, cjue no había aparecido todavía en la Iglesia, cjue atraiga al servicio de Dios toda clase de personas, según sus fuerzas, pero llenas de ardor para trabajar en bien de la Iglesia y de la salvación del prójimo. Mira a María como el modelo de esta vida escondida y apostólica y se pone bajo su protección"(H.O. pg. 70) .

24 La encontramos ahora en Burdeos, 1605. Busca a quién comunicar su experiencia para confrontarla. Elegirá a unos padres de la Compañía de Jesús. Ellos habían sido quienes la habían ayudado en su infancia a mantener viva la llama de la fe. Los PP. Marguestaud y Message la escuchan, no ponen obstáculos a sus deseos, pero la encaminan hacia su perfección personal y a las obras de caridad. Según su costumbre anterior visita hospitales y cárceles, lleva consuelo y limosnas, cuida a pobres y mendigos. Obedece. En lo hondo, su experiencia la impulsa más allá. Tiene que seguir buscando.

25 Al mismo tiempo otros dos PP. de la Compañía de Jesús, los PP. de Bordes y Raymond, quieren dar respuesta a una necesidad urgente que perciben en la sociedad de Burdeos: la ignorancia y las malas costumbres en las que la juventud femenina se debate. Dios se encarga de hacerles comprender que una Orden Religiosa femenina dedicada a la educación de las jóvenes sería el medio más adecuado para remediar este mal. Buscan a una mujer que pueda llevar a cabo la empresa. Se dirigen a una que la rehusa. Oyen hablar de Juana de Lestonnac. Sus informaciones les llevan a saber que es una mujer capaz de consejo, con una gran preparación y experiencia y una prudencia singular en la ejecución de sus propósitos.