aa
 
  La Compañía de María. Un proyecto de educación
 



 
 
Contexto familiar
 
 
 
 
 
Riqueza cultural
 
 
 
 
Conflicto religioso
 
 
 
 
Conflicto afectivo
Detalle de escudo de la Compañía.
Barcelona
Opción personal
 
Madre y educadora
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Desde la historia personal a la vocación apostólica
 
 
 
 
 

 

 

   ¿Quién es esa mujer?

14 Había nacido en Burdeos, el mismo año en que moría en Roma Ignacio de Loyola, 1556. Primogénita de una familia fuertemente significativa de la ciudad en lo político, en lo social, en lo cultural; hija, nieta y sobrina de alcaldes y consejeros reales. Su segundo apellido, Eyquem de Montaigne, nos la sitúa como sobrina y sobrina preferida, según dice la historia, de Michel de Montaigne, humanista francés, autor de los Ensayos.

15 Es una joven que bebe del humanismo en las fuentes de la cultura renacentista. Su educación está a la altura de una madre que habla correctamente las lenguas clásicas como lo podía hacer el tío Miguel.

16 Muy pronto sufre en carne propia el conflicto religioso que divide a Francia. Las guerras de religión que asolan el país se reflejan en la lucha paterno-materna, católico-calvinista de los Lestonnac-Eyquem en el interior de la familia. Juana es el objeto de ella.

17 El calvinismo se hace más fuerte en los ambientes femeninos de Burdeos. Las señoras frecuentan sus asambleas a escondidas de sus maridos y acompañadas, con frecuencia, de sus hijos e hijas. A veces estas reuniones tienen lugar en la misma casa de los Lestonnac. Los reformadores orientan hacia la mujer gran parte de su actividad. La influencia de Montaigne, hermano de la madre, la resolución de Ricardo de Lestonnac, padre de Juana, la llevan a permanecer en el catolicismo, no sin haber sufrido los tirones afectivos de la madre y el desgarro de dejar su círculo de influencia.

18 Desde muy pronto ha experimentado lo que es la división familiar, el repliegue afectivo, la importancia de la religión, la influencia de lo educativo, las consecuencias de una opción, la trama dolorosa de una vida, en el fondo, feliz.

19 Su matrimonio con Gastón de Montferrand a los 17 años, la hace madre de siete hijos/as, educadora atenta de los cinco que sobrevivieron. La ausencia frecuente del marido atrapado por la guerra, la configuran como administradora de las tierras de Landirás, conocedora cercana de las necesidades y carencias de las gentes de su entorno.

20 Verá morir a dos hijos al poco tiempo de nacer. A los 24 años de su matrimonio quedará viuda. Posiblemente el mismo año tendrá entre sus brazos al hijo mayor muerto en plena juventud. Ella tiene 41 años.

21 Esta es la mujer a quien hemos dejado en la noche luminosa de diciembre de 1603. Enraizada en el Burdeos político-administrativo, convencida de lo que importa el saber, cultivada en el pensamiento moderno, buscadora infatigable de Dios, consciente del compromiso que exige la fe y, nacida de nuevo, desde la muerte del fracaso a la experiencia de Dios en la ayuda al otro. Es Navidad, ha nacido una vocación apostólica en la Iglesia