aa
 
  La Compañía de María. Un proyecto de educación
 



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

   LA PEDAGOGÍA. Educar en comunidad desde un proyecto común

98 La educación en un centro se mantendrá viva sólo si se conjugan los intereses de todas las personas; por eso, la INTERACCION es el eje vertebrador de la comunidad escolar.

99 Crear comunidad educativa es ser unos con otros, “llevarse” mutuamente, hacer una escuela “comunicativa” en la certeza de que no se rompen las resistencias ni se cambian las estructuras si no es conjuntamente.

100 Promover la colaboración por encima de la competitividad y los personalismos, la fluidez en el intercambio de roles y la puesta en común de ideas y recursos.

101 La comunicación de proyectos y sentimientos, la coordinación y unidad en las acciones educativas, harán más eficaz la búsqueda del desarrollo armónico de cada miembro de la comunidad educativa.

102 La coherencia entre la acción de la comunidad educativa y los principios y valores del Proyecto Compañía de María ha de ser la expresión viva de una forma y estilo de vida que emanan del Evangelio y es garantía de autenticidad en la oferta de la fe.

103 La implicación de todas las personas que llevan a cabo la tarea educativa de un centro, fomentando relaciones de complementariedad, asumiendo responsabilidades y trabajando en equipo, evidencian que no educa una persona aislada sino que es todo un ambiente el que educa desde la riqueza que genera el trabajar unos con otros.

Consecuencias en la práctica pedagógica:

104 Diseñar juntos/as los procesos de formación y los planes de acción para los distintos niveles y etapas.

105 Fomentar la comunicación, el diálogo y el respeto mutuos para trabajar en favor de la tolerancia y acoger las diferencias.

106 Promover la corresponsabilidad de funciones y tareas en la dinámica general del centro. Impulsar estructuras que posibiliten la participación y favorezcan las relaciones abiertas y cordiales entre los miembros de la comunidad.

107 Establecer una organización flexible que se adapte, en cada circunstancia, a la novedad constante que aporta la vida en crecimiento.

108 Promover acciones que conduzcan al desarrollo de un talante asociativo y de participación ciudadana.

109 Ajustarse en las intervenciones educativas a las decisiones tomadas en los distintos niveles o grupos de coordinación que funcionan en el centro.

110 Potenciar, en alumnos/as y educadores/as, el trabajo cooperativo en un intercambio de posibilidades, capacidades, aptitudes... de forma que todos/as podamos crecer y avanzar en nuestro proceso personal y de aprendizaje.

111 Dar cauce a las iniciativas, interescs e inquietudes de los padres/madres, hacerlos conscientes de la importancia de su participación en la comunidad e integrarlos en la dinámica general del centro.

112 Intercambiar preocupaciones e inquietudes entre padres/madres y educadores/as para dar respuestas educativas que ayuden al desarrollo armónico del alumno/a y compensen, en cuanto sea posible, las deficiencias ambientales.

113 Sistematizar la formación permanente de todos los miembros de la comunidad en los aspectos necesarios para llevar a cabo la tarea educativa desde la pedagogía propia de la Compañía de María en un proceso de comprensión y asimilación de sus características y dinamismos.

114 Promover la evaluación continua y conjunta de todo el proceso educativo realizado en el centro que permita valorar los logros e introducir las mejoras necesarias.

a a