aa
 
  La Compañía de María. Un proyecto de educación
 


 
 
Armonía
 
 
 
 
 
 
Transformación
 
 
 
 
 
Unidad
 
 
 
 
   DINAMISMOS: Integración

59 La fragmentación de la vida, la lectura sesgada, los dinamismos en conflicto, los intereses implícitos dividen la interioridad de la persona y ponen en peligro su unidad. Dios-mundo, interioridad-exterioridad, persona-comunidad, saber-experiencia pueden vivirse en clave dualista o integradora. El Proyecto Compañía de María arranca de una finalidad en la que lo distinto se unifica sin confundirse. Dios no es el hombre/mujer pero la gloria de Dios sí es el servicio del hombre/mujer(Abregé, II, 7 y 8). A partir de esta concepción fundamental se buscarán los armónicos de todo cuanto existe(H.O. pg. 274).

60 Educar será sinónimo de integrar, pero como elemento transformador. Lo será en la relación virtud-ciencia, piedad-letras, saber-practicar, ejemplo-doctrina, fe-vida(Abregé, II, 7; Fórm. Escuelas III, 6).

61 Esta concepción integradora es la que hace que la Compa­ñía de María se comprenda a sí misma como una institución cuya entraña educativa es sustrato de lo que es y no sólo de lo que hace. La prioridad educativa unifica sin fisuras toda su realidad. La educadora/el educador Compañía de María es educadora/educador más allá de la función y la tarea. Es un modo de acoger y transmitir la vida.